Lo que pretendemos es ofrecerle un programa muy interesante que le permita reflexionar, pero también proporcionarle una experiencia memorable a través del descubrimiento de las joyas de Tallin y Estonia. Por eso hemos elegido Kultuurikatel (Creative Hub o Centro Creativo) como lugar de celebración de nuestro evento y Lennusadam (Seaplane Harbour o Puerto de Hidroaviones) para la cena de gala. Permítanos sugerirle por qué vale la pena visitar estos lugares.

14311329_1355918947759531_88733318610795089_o_

El Congreso tendrá lugar en el Centro Creativo, ubicado muy cerca del casco antiguo y del centro de la ciudad y accesible por todos los medios de transporte. El edificio se terminó de construir como central eléctrica para la ciudad de Tallin en 1913. Tras un largo paréntesis, el impresionante complejo industrial fue reabierto en 2015 como un renovado centro universal de creatividad y eventos. La decoración interior combina lo antiguo con lo nuevo de forma creativa.

El Centro Creativo también alberga agencias de publicidad, de tecnología digital y otras empresas creativas, además de centros de desarrollo del sector de la creación y un restaurante. En 2017, el Creative Hub fue la sede de los principales eventos celebrados durante la presidencia del Consejo de la Unión Europea. Es uno de los más singulares espacios creativos y de eventos del norte de Europa. El interior industrial del complejo ha inspirado al legendario cineasta Andrei Tarkovski, ha cautivado a la canciller alemana Angela Merkel y ha encantado a cientos de otras personalidades.

Si desea leer y conocer más sobre el Centro Creativo, puede visitar su sitio web: https://kultuurikatel.ee/en/.

lauluvaljak

La cena de gala tendrá lugar el 1 de diciembre en el recinto del Festival de la Canción de Tallin (Lauluväljak) el cual está situado en el barrio de Pirita, junto al Golfo de Tallin, no muy lejos del centro de la ciudad.

Se trata del lugar en el que se celebra cada cinco años el Festival de la Canción de Estonia, pero que también acoge regularmente actividades internacionales. El Festival de la Canción de Estonia, junto con los de Letonia y Lituania, está inscrito en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

La historia del Festival de la Canción de Estonia se remonta a 1869, cuando la nación pertenecía todavía al Imperio Ruso, pero esta tradición se ha mantenido hasta hoy. El primer escenario situado en su ubicación actual fue construido en 1928, pero el nuevo y más reciente escenario en forma de arco se construyó en 1959.

Si bien el escenario estaba pensado para acoger a más de 15.000 cantantes, también fue posible la operación a la inversa, con una representación frente al escenario y el público sentado en él. Sin embargo, durante los Festivales de la Canción, cuando el recinto está bien abarrotado, el número de personas en el público puede alcanzar los 100.000. En el lado norte del escenario se encuentra la torre de fuego de 42 metros de altura.

Entre 1988 y 1991, los Estonios se reunieron en el recinto del Festival de la Canción de Tallin, para cantar himnos patrióticos en la denominada Revolución de los Cantos, que condujo a la retoma de la independencia del país el 20 de agosto de 1991. En el interior del edificio existen varias salas que acogen a los visitantes del centro y que pueden utilizarse perfectamente para reuniones formales.

Para obtener más información sobre el Festival de la Canción, puede visitar su página web.